DEPRESIÓN EN NIÑOS. INFORMACIÓN PARA LA FAMILIA

DEPRESIÓN EN NIÑOS. INFORMACIÓN PARA LA FAMILIA

DIAGNÓSTICO, TIPOS, CAUSAS Y TRATAMIENTOS DE LA DEPRESIÓN EN NIÑOS

Lo normal es pensar que el estado de ánimo depresivo es propio de personas adultas. Sin embargo alrededor del 5-6% de los niños presentan una depresión severa.

Llegar a un diagnóstico de depresión en la población infantil es difícil ya que los síntomas varían enormemente en función de la edad y del nivel de desarrollo alcanzado. Los niños expresan sentimientos de infelicidad, tristeza, desaliento o irritabilidad con cierta frecuencia, no obstante la mayoría de ellos se recuperan rápidamente de estos estados. Sin embargo otros niños no superan este estado de ánimo y la depresión puede llegar a ser severa y duradera interfiriendo en importantes facetas de su desarrollo: académica, personal, social,…

La asociación Nacional de Psicólogos Educativos de EEUU (National Association of School Psychologists) ha publicado un documento muy interesante que describe las características de este trastorno y explica algunas pautas básicas de actuación para las familias.

Diagnóstico.
  • El comienzo puede ser súbito o progresivo
  • En niños pequeños los síntomas están más relacionados con molestias físicas, ansiedad, temores, inquietud motora.
  • En adolescentes los síntomas están más relacionados con conducta antisocial, inquietud e irritabilidad.
  • Para diagnosticar un trastorno depresivo mayor se deben observar más de 3 o 4 síntomas durante un periodo largo de tiempo.
Tipos.
  • Tristeza leve, durante largo periodo de tiempo.
  • Trastorno adaptativo de estado de ánimo depresivo. Estado ansioso que dura menos de 6 meses.
  • Depresión mayor. Estado depresivo, irritable y/o falta de interés o placer en casi todas las actividades, por un periodo de 2 semanas mínimo. La depresión grave puede llevar a intentos de suicidio.
Causas.
  • Se vincula la depresión a pérdida de seres queridos, relaciones alteradas entre padres e hijos y amenazas a la autoestima.
  • También a la forma de interpretar las experiencias vividas y la creencia de control sobre las mismas.
Tratamiento.
  • Médico: antidepresivos y ansiolíticos
  • Psicológico: terapias conductuales y cognitivo-conductuales
  • Programas combinados: tratamiento farmacológico mas terapias psicológicas.

El tratamiento elegido por los especialistas acorde con los mejores resultados obtenidos es el que combina la terapia farmacológica junto a una terapia psicológica de tipo conductual o cognitivo-conductual.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *