ERRORES MÁS FRECUENTES AL ESTUDIAR, ¿CÓMO SOLUCIONARLOS?

ERRORES MÁS FRECUENTES AL ESTUDIAR, ¿CÓMO SOLUCIONARLOS?

Estudiar requiere que te organices y concentres de manera adecuada, ya que de lo contrario puede “no quedarte nada” en la memoria aunque hayas pasado cinco horas frente a un texto. Por ello, hacemos una recopilación de los fallos más comunes ante el estudio. Así puedes comenzar a corregirlos, para que tus horas de estudio rindan más. ¡Prepárate para dar lo mejor de ti estudiando!

  1. Estudiar sin parar

Estudiar durante horas sin descanso no nos llevara al éxito ante un examen, sino que puede generar el efecto contrario.

  • Solución: Haz descansos. Especialistas del ámbito educativo, recomiendan parar cada hora de estudio durante cinco minutos. Aprovecha estos descansos para estirar las piernas o comer algo.
  1. Querer aprender todo de tirón

Como no nos hemos organizado ¡pues todo de golpe! Esto es un grave error, ya que el proceso de aprendizaje debe ser gradual.

  • Solución: Prográmate las asignaturas a estudiar. Cada día estudia un poco, lo trabajado en clase ese día. Así también ganarás un hábito de estudio.
  1. Mala organización

No dejes que la memoria gaste el papel de agenda. La organización y la planificación sobre cualquier tema son fundamentales para alcanzar el éxito. Trázate un objetivo y un plan para alcanzarlo.

  • Solución: Comienza a estudiar los exámenes con semanas de antelación y planifica tu horario de estudio. Señala cuáles son los puntos fuertes y débiles para ti, de lo que vas a estudiar, el tiempo que tienes y cómo lo vas a invertir. Es recomendable tener una agenda que ayude a la organización diaria.
  1. Distracciones

Este es uno de los puntos más críticos para los estudiantes y más hoy en día en la sociedad de la información donde nos bombardean a notificaciones aquí y allá: Facebook, Whatsapp, Twitter, etc. Muchos estudiantes no entienden por qué les va mal “si han dedicado horas al estudio”. Y es que, cualquier estudio interrumpido constantemente por Facebook, Whatsapp, Twitter o cualquier distracción, no puede ser fructífero.

  • Solución: En tu jornada de estudio, guarda el teléfono móvil, el ordenador portátil o todo aquello que te vaya a causar una distracción innecesaria.
  1. No conocer técnicas de estudio

No todos aprendemos de la misma manera. Las técnicas de estudio abarcan muchas formas de hacernos más fácil el aprendizaje: subrayado, resumen, esquemas, mapas mentales… Cada persona tiene una técnica que le es más efectiva, pero ha de conocerla y saber usarla. No se pueden aplicar de cualquier manera, todas tienen una forma de trabajo.

  • Solución: Aprende a usar técnicas de estudio y aplica en tus apuntes y tiempo de estudio, la o las que más te favorezcan.
  1. Falta de interés

¿Te ha sucedido que un tema que te interesa te resulta más fácil de estudiar? El sentir interés por un tema nos ayuda a asimilarlo mejor, ya que pone al cerebro en estado de alerta para asimilarlo mejor.

  • Solución: Haz que te interese. Automotívate. Ve a por ello, piensa que ese tema o asignatura que no te gusta, es un paso más a conseguir para llegar a tu objetivo final.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *