JUGUETES PARA NUESTROS HIJOS: CÓMO ELEGIR LOS MÁS ADECUADOS

JUGUETES PARA NUESTROS HIJOS: CÓMO ELEGIR LOS MÁS ADECUADOS

¿Nos empeñamos en regalar juguetes que nuestros hijos no quieren en Navidad?

Hace un par de años una conocida empresa multinacional hizo un experimento preguntando a los niños por su carta de Reyes Magos, cada uno pidió lo que quiso. Después tuvieron que hacer una carta para sus padres pidiéndoles también cosas. Al final los niños tuvieron que elegir entre ambas cartas. Todos eligieron la de sus padres.

Los niños preferían cualquier actividad con sus padres a cualquier regalo de los Reyes Magos que habían pedido.

Marketing aparte, los padres debemos saber que nuestros hijos pequeños (hasta los 10 años aproximadamente), con lo que más disfrutan es con actividades en grupo, ya sea con sus padres o con sus amigos.

Si queremos pertenecer al club de los padres con ganas de transmitir valores a nuestros hijos quizás estos consejos sirvan a la hora de elegir los juguetes que compraremos estas navidades.

1.- Pensad en juguetes que ejerciten todas las capacidades posibles: la imaginación,  la creatividad, la afectividad, la motricidad, la inteligencia, la imitación y el desarrollo social.

2.- Debe ser un juguete deseado por el niño, no por nosotros. Sin embargo no por ello debemos sucumbir a todas  las demandas. Tendremos en cuenta su personalidad y además los valores que queremos transmitir.

3.- Sobre la cantidad: dos juguetes son suficientes. Si no podéis evitar que los abuelos y tíos compren cosas, las podéis guardar para otras ocasiones como cumpleaños. Si la idea es no ofrecer demasiadas cosas comunicádselo a la familia y lo entenderán. El exceso de juguetes anula la fantasía.

4.- Debemos tener en cuenta las indicaciones de edad y seguridad (todos los juguetes deben cumplir las homologaciones correspondientes).

5.- Es una ocasión estupenda para la solidaridad. Decidle que es afortunado por tener juguetes y que hay niños que no pueden tener, comentadle que os haría sentir orgullosos de él si quisiera compartir uno de los juguetes con un niño  que no es tan afortunado.

Algunas ideas:

  • Juegos populares: no debemos olvidar los juguetes tradicionales y los juegos populares que a lo largo de los tiempos han divertido a los niños de todos los pueblos. El ajedrez, aro, balones, pelotas, papiroflexia, cometas, dados, damas, oca, dominó, marionetas, peonza, pompas de jabón, parchís, tangram, sonajeros, pitos, yo-yo, molinos de viento, muñecas, canicas, rompecabezas, cuerda, goma, dados…
  • Regalos culturales como entradas, suscripciones o libros.
  • Actividades en familia en la naturaleza.
  • Juguetes de producción artesanal local.

Si los padres estáis sensibilizados  en temas de responsabilidad social empresarial, podéis comprar regalos en tiendas de Comercio Justo y ONGs ya que en su producción y uso se respetan más el entorno y las personas que los usan y fabrican. Existen empresas comprometidas con el medio ambiente y la sostenibilidad en la fabricación de juguetes utilizando materiales menos contaminantes.

Finalmente y cerrando el círculo, vamos a repetir la idea inicial: lo que más desea vuestro hijo es estar con vosotros, sus padres. Regaladle tiempo para él y compartid los juegos que le regaléis enseñándole a jugar y jugando con él.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *