ESCUELA DE PADRES

En CEAP creemos que los padres son capaces de impulsar cambios positivos en sus hijos. Nosotras afirmamos que dichos cambios son posibles, por eso nuestro equipo forma y asesora  a los padres en la mejora del desarrollo infantil.

CEAP pretende ser escuela y crear escuela.

Ser escuela:

Los padres y madres pueden aprender o mejorar sus habilidades para promocionar comportamientos adaptativos en sus hijos e hijas, ¿CÓMO?:

  • Identificando y describiendo el comportamiento infantil adecuado: con gráficos de conducta.
  • Reforzando el comportamiento infantil adecuado a través de un análisis previo tanto de la conducta infantil como de la parental.
  • Diferenciando los comportamientos infantiles inadecuados por déficit o por exceso.
  • Mejorando las actuaciones ante comportamientos por déficit: enseñar, reforzar, hacer junto al niño/a.
  • Ignorando comportamientos inapropiados.
  • Proporcionando consecuencias negativas ajustadas y proporcionadas.
  • Realizando críticas positivas.
  • Aplicando procedimientos de solución de problemas.
  • Aprovechando las cualidades de cada niño/a y de cada padre/madre
  • Impulsando nuestra inteligencia emocional.
  • Compartiendo experiencias de éxito: algunos padres lo han logrado!!!
Crear escuela:

Promoviendo cambios a través de la unión de talentos: padres, madres y profesionales cooperando todos juntos para ayudar a conseguir que los niños y las niñas muestren lo mejor de ellos mismos.

EL proyecto “NUESTRA ESCUELA DE PADRES” incluye los siguientes talleres:

  1. Estrategia general
  2. Paternidad positiva
  3. Desarrollo evolutivo o cómo entender los cambios en nuestros hijos.
  4. Estrategias válidas para cualquier comportamiento.
  • Para incrementar: cómo hacer que una conducta poco habitual aparezca con más frecuencia.
  • Para eliminar: cómo hacer desaparecer una conducta inadecuada.
  • Para hacer que aparezcan: cómo hacer que una conducta forme parte del repertorio de nuestro hijo.
  1. Comunicación eficaz: sé transmitir a mi hijo/a lo que espero de él/ella.
  2. Los niños que obedecen no son bichos raros.
  3. Los niños autónomos no son temerarios.
  4. Los niños celosos.
  5. Los niños que duermen bien, trabajan bien.
  6. Los niños que tienen problemas con la comida.
  7. Los niños que tienen problemas con el pipí.
  8. Los niños que tiene problemas con los horarios.
  9. Los niños que tiene problemas con la autoridad.
  10. ¿Es pronto para que mi hijo se inicie en las nuevas tecnologías?